Publications


Nueva entrevista con Rudolf Elmer: "El enfoco en mi caso ha sido hasta ahora exclusivamente en pruebas incriminatorias"

Desde la última entrevista con Rudolf Elmer –uno de los soplones más importantes– ha habido significativo progreso en su caso, como el reconocimiento por los magistrados del Tribunal Superior de Zúrich que la fiscalía ha hecho un "trabajo chapucero " cuando investigaron el caso, y la orden de trabajar en él de nuevo. O sea, sin considerar el absurdo de la investigación del soplón en vez de los presuntos delincuentes que él expuso.

Desde el reconocimiento por los jueces de lo que ha sido un hecho para cualquiera que estuviera familiarizado con el caso, no hay ningún progreso. Así que pensamos que ya es hora de tener una nueva entrevista con Rudolf Elmer, sobre todo desde que él escribió recientemente una carta a los mismos jueces  insistiendo en tener un juicio justo.

Lea más enseguida.

   

Publicado el 17/05/2013
Traducido por x-pressed.org
Artículo original publicado el 06/05/2013

En primer lugar, háblenos de su situación personal y profesional (aparte de los asuntos judiciales) desde nuestra última entrevista en 2011?

Rudolf Elmer: R¿Se acuerda como decidí a tomar el toro por los cuernos hace cuatro años y volví a Suiza con el fin de desafiar a las poderosas instituciones (los tribunales, los políticos e incluso el gobierno) y hacer público en la sociedad cómo tratan a un portavoz de la verdad si el interés nacional –el secreto bancario– y los intereses dudosos de los poderosos oligarcas financieros en Suiza están en riesgo? Esta posición ha tenido un tremendo impacto no sólo en mi situación general pero, más importante aún, sobre la situación de mi familia.

Mi situación personal ha cambiado durante los últimos tres años de una manera positiva, debido al hecho de que la gente ahora entienda que el secreto bancario no sólo protege la privacidad de personas honestas, sino también ofrece cada vez más un marco jurídico de protección para delincuentes y –sobre todo– anónimos vehículos de baja fiscalidad. Además, hay un montón de apoyo moral que recibo no sólo de los ciudadanos, sino también de gente muy bien establecida en la sociedad suiza. Las personas que entienden que la reputación de Suiza se ha echado a perder por los administradores codiciosos.

Mi situación profesional no es, sin duda satisfactoria, ya que he solicitado sin éxito a varias posiciones, por ejemplo, con el Banco Alternativo de Suiza y con ONGs etc. Sin embargo, en tanto que esté involucrado en batallas legales con los tribunales, nadie está dispuesto a contratarme o darme apoyo real en el sentido de beneficiarse de mi experiencia en la industria financiera global. Obviamente, estoy aconsejando a algunos clientes que han sido engañados por los bancos, pero no los he cobrado nada. Afortunadamente, la sociedad en general comienza a escucharme y entender que estoy tratando de educar a la sociedad mediante la divulgación de mi información privilegiada sobre cómo funcionan los paraísos fiscales y el tipo de daño que causan a la sociedad. Los recientes escándalos en la industria financiera y la actual crisis de deuda, y el hecho de que los grandes escándalos como Enron, Madoff, Sir Allan Standford, AIG, LGCM, Starbucks, Google, etc fueran facilitados principalmente por estructuras en paraísos fiscales me convierten en testigo de prácticas abusivas, pero todavía no en un experto buscado por los investigadores, los gobiernos y los reguladores. Por lo tanto, mi situación profesional sigue siendo insatisfactoria, debido principalmente al hecho de que la batalla legal se haya prolongado por cerca de ocho años en el estado de Zúrich y aún no haya veredicto hecho. 

¿Qué le impulsó a escribir una carta a los jueces del Tribula Supremo de Zúrich?

Hay un requisito legal que los fiscales y los jueces tienen que considerar pruebas tanto incriminatorias como exculpatorias para evaluar un caso. El enfoque en mi caso hasta ahora ha sido totalmente en pruebas incriminatorias y todas las pruebas exculpatorias han sido sistemáticamente ignoradas por las autoridades. En otras palabras, hay mucho espacio para manipular los hechos, por ejemplo, excluyendo algunos datos importantes, rechazando solicitudes de testigos o incluso usando información falsa para manipular el resultado del juicio. Un juicio justo sólo es posible si todas las pruebas y todos los hechos –incriminatorios y exculpatorios– se ponen sobre la mesa. Revisando los archivos del tribunal he aprendido que hay un montón de declaraciones falsas e información clave excluida a mi desventaja. A fin de aclarar la situación y para dar a los jueces del Tribunal Supremo la oportunidad de comprender el caso en su totalidad, la carta se ha convertido en un instrumento fundamental para mi defensa como soplón. A partir de hoy, todos los soplones en Suiza han sido declarados culpables de una u otra manera.

¡Informar el público no se reconoce en un paraíso fiscal por razones obvias! La carta podría ser aún más importante para los jueces federales de Suiza o del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (ECHR) y también para la sociedad civil, si tengo que apelar una posible sentencia negativa de los jueces del Tribunal Superior de Zúrich. En términos simples, es la transparencia y un juicio justo que quiero yo y, en este sentido, la Omerta de los tribunales suizos va a tener una posición difícil.

En cuanto al ECHR, que rechazó su queja cuatro años después de que usted la entregara, les escribimos una carta cuestionando varias irregularidades en la tramitación de su queja. Su respuesta no contestó estas preguntas, planteando dudas sobre la independencia del ECHR en asuntos de secreto bancario y evasión fiscal. ¿Cuáles son sus pensamientos sobre esto?

Mi opinión es que el modelo de negocio del secreto bancario tiene el apoyo de fuertes intereses políticos y económicos, no sólo de gobiernos individuales sino también de grandes regiones económicas, organizaciones mundiales y grandes empresas como las instituciones financieras y conglomerados multinacionales. Por lo tanto, los americanos protegen su paraísos fiscales – Delaware,  Wyoming, Nevada; el Reino Unido hace lo mismo con las Islas del Canal y Caimán Islas; la India con Mauricio y las Seychelles; China con Hong Kong y Singapur; América del Sur con Belice, Panamá y el Caribe y Europa respectivamente. El ECHR protege, en mi caso, Suiza, supongo por razones políticas y económicas. Además, existen estas organizaciones mundiales como la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y el G-20 que se componen de varios Estados miembros que son conocidos como paraísos fiscales usando el secreto bancario sólo para manejar sus negocios dubios. Por lo tanto, el objetivo principal de las leyes del secreto bancario es aprovecharse de y ocultar las transacciones abusivas de negocios y los reales y finales beneficiarios. En mi caso, el ECHR sólo hizo lo que sentía que tenía que hacer y no hizo caso, por razones políticas, a las adversidades de mi familia con el fin de servir al sistema y proteger el secreto bancario, lo que hoy está conocido en la sociedad por causar tanta injusticia y dolor.

Los recientes Offshore Leaks, que todavía están en curso, son un golpe grande a  los negocios de "servicios de evasión de impuestos", y vienen como una confirmación de lo que usted ha estado diciendo todo el tiempo. ¿Cómo le hace sentir cuando escuchó por primera vez de Offshore Leaks?

Me sentí muy bien al respecto. No porque Offshore Leaks han demostrado y seguirán demostrando que tengo razón en mi análisis y mi punto de vista, pero sobre todo porque los periodistas investigativos están haciendo lo que deben hacer como el cuarto pilar del Estado: informar y educar a la gente, poner de relieve los problemas graves de la sociedad, nutrir la voluntad política para luchar contra las prácticas abusivas en cualquier industria y crear la presión necesaria a los políticos para que representen los intereses del público en la toma de decisiones y no los intereses de los pequeños pero poderosos grupos – la industria financiera, los conglomerados multinacionales y algunas personas de ultra alto patrimonio neto, con sus estructuras offshore. Me pareció como un gran paso en la dirección correcta hacia la justicia, la transparencia y la iluminación de la sociedad. Además, los Offshore Leaks ofrecen a la sociedad la oportunidad de lograr un progreso real en la lucha contra los paraísos fiscales abusivos, respectivamente el negocio de los paraísos fiscales.

Al parecer, la evasión de impuestos ha impregnado tanto la clase política (incluso en el Oeste) que algunos miembros de gobiernos, que imponen la austeridad a sus pueblos, están ellos mismos al mismo tiempo escondiendo millones en paraísos fiscales para evadir impuestos – como puede ser el caso de la francesa ex ministra del Presupuesto, Jérôme Cahuzac, que está actualmente bajo investigación, pero que eligió "disculparse" públicamente. ¿Su comentario sobre este caso?

Para poner las cosas claras, no estamos hablando de millones, estamos hablando de miles de millones y, como dije hace unos años en la Wikipedia: "Es un problema global... la evasión fiscal offshore es el robo más grande entre las sociedades y los estados vecinos (por ejemplo, de Alemania y Francia a Suiza y Luxemburgo) en este mundo". No es sólo la clase política; también estamos hablando de personas que son codiciosas de una manera que viola los derechos humanos, incluso muy básicos, como el derecho a vivir y el derecho a la alimentación. Parte de la clase política se ha convertido en soldados de los delincuentes y las organizaciones criminales que abusan de la ley totalmente en su favor y usan las leyes para protegerse y hacer que prácticas abusivas parezcan legales y legítimas. Afortunadamente, casos como Cahuzac o el ex futbolista Uli Hoeness se han hecho públicos. Sin embargo, dudo que estas personas bien conocidas vayan a pagar por sus acciones en la misma forma que una persona que, por ejemplo, ha robado 1.000 USDs de su empleador. ¡El ladrón finalmente irá a la cárcel, pero no creo que Cahuzac, Uli Hoeness o cualquiera de esas personas de alto perfil que presuntamente han cometido delitos de evasión de impuestos, fueran declarados culpables en Europa y enfrentaran una pena de prisión! Sí, han dañado su reputación y seguramente han perdido su posición de poder, pero aún no es lo mismo que el ladrón. Finalmente, es posible que Cahuzac, Uli Hoeness y et al tengan que pagar una multa enorme, pero eso no impide que otros practiquen  la evasión fiscal porque van a saber que pueden salirse con sólo una multa. ¡De hecho, lo que se necesita es que todos vayan a la cárcel para que acabemos con este negocio de evasión de impuestos!

Desde la última entrevista, ¿usted ha sido acosado por el Banco Julius Baer y por la Judicatura o el Gobierno Suizo?

No hay acoso directo por esas instituciones, pero todavía hay un ataque en desarrollo contra mi reputación y, obviamente, el hecho de que el caso aún esté pendiente en los tribunales es una gran carga para mí y mi familia. Por ejemplo, el ordenador de mi hija, su cámara y sus CDs fueron confiscados por la policía en enero de 2011 y por tanto ella, como una niña de 13 años, se siente que sus derechos básicos como ciudadano suizo han sido repetidamente violados por las autoridades de Zúrich. Por no hablar de todas las fotos de la familia y los informes médicos confiscados en septiembre de 2005 que nunca se devolvieron. Esta es una manera de presionar a toda la familia.

En los últimos seis meses usted ha aparecido en programas de televisión y ha sido mencionado en varios artículos, entre ellos un informe especial de Economist sobre la evasión de impuestos. ¿Se ha usted dado cuenta de un nuevo interés en la prensa sobre este tema, y si es que sí, qué cree usted que lo ha motivado?

Está bastante claro que las claves para la aumentada conciencia pública sobre el tema de la evasión fiscal son el mal manejo de la crisis financiera, el empeoramiento de la crisis de deuda, los paquetes de compensación de los altos directivos que son cada vez mayores y las medidas de austeridad que sufre los pueblos. Las cosas no han cambiado; en realidad, han empeorado para el 99% durante los últimos meses. Considere mi caso como un mensajero que hace la corrupción sistémica más visible para nuestras sociedades – la corrupción sistémica que destruye la democracia y se convierte en una amenaza para la estabilidad y la paz, o simplemente para los derechos humanos básicos. También alimenta el fascismo y apoya los puntos de vista de los grupos extremistas, tanto en la izquierda y la derecha del espectro político.

Recientemente Jean Ziegler, ex Enviado Especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación, ha publicado un libro en el que denuncia lo que él ve como la sistémica e intencional hambruna hasta la muerte de un niño cada cinco segundos, ya que la reserva mundial de alimentos podría alimentar el doble del número actual de la población. ¿Ve usted un paralelo entre esta hambruna sistémica y la corrupción sistémica que el secreto bancario permite y crea?

Jean Ziegler has been a strong supporter of my case since 2005 and we have been on talk shows recently together. I have read the book you refer to twice. My view is that there is a very strong connection between the systemic corruption caused by banking secrecy laws and systemic starvation. There are not only multi-national conglomerates but also financial institutions that benefit from price fluctuations related to water and food. There are striking examples in the hedge fund industry of speculation on food prices, and also within groups such as the world's largest commodity trading companies. All of them use banking secrecy laws to avoid transparency and to hide their dubious business practices.

I’d also like to mention that Jean Ziegler's view and statements increased my motivation because my fight is not really a fight in my own favour, it is a fight to support helpless individuals who do not have a voice in this world. Therefore, it is worthwhile to go to prison again if required to send another strong message to society about the abusive banking secrecy laws.

Julian Assange, cuya organización Wikileaks le ayudó a usted hacer público su caso en 2008, todavía está protegiéndose en la embajada de Ecuador en Londres contra un caso legal sueco políticamente motivado que podría terminar con él siendo extraditado a los EE.UU., donde podría ser torturado o peor. ¿Le gustaría transmitir un mensaje para él?

Sí, necesita paciencia, tiempo y continuamente alertar a la sociedad para que quede claro que hay un gran interés económico y gubernamental para destruir su reputación. Este será un asunto en desarrollo porque los gobiernos tienen recursos ilimitados y, sobre todo, pueden controlar el momento y decidir cuando algo puede o debe suceder. Por lo tanto, tiene que seguir siendo un modelo de transparencia. Él tiene que seguir para luchar esta dura batalla con el fin de:

  • encontrar aún más apoyo en la sociedad global;
  • hacer que su persona sea demasiado importante para fracasar frente una persecución de motivos políticos;
  • demostrar que es una víctima del sistema judicial y de los grupos políticamente poderosos, y
  • desencadenar un debate de expertos mundiales para discutir el –políticamente motivado– caso jurídico sueco contra él en un nivel global.
¡La batalla tiene que ver con credibilidad en la sociedad y este es clave para cualquiera que desafíe a las instituciones y los grupos poderosos!

¿Cuáles son sus planes para el futuro cercano?

Es bastante simple hacer lo que he propuesto a Julian Assange en la pregunta anterior. Para mí, eso significa tomar parte en entrevistas de calidad, presentar mis puntos de vista en periódicos de renombre y calidad; completar dos documentales internacionales; y participar en programas de investigación con equipos de comunicación como ARTE TV, ARD, SWR y Deutsche Welle. ¡Y también enfrentar ante los tribunales estos dos periódicos suizos conservadores que trataron de destruir mi reputación, con el fin de mantener la cuestión de la denuncia de irregularidades y del secreto bancario abusivo en el interés público!

Further reading:
- Rudolf Elmer's book is available in paper and electronic format.
- Rudolf Elmer's website.

Follow Liberté-info on Twitter

Did you like this interview? We are a small group of volunteers creating content and updating news on this site. We need more volunteers to help promote and defend digital democracy and whistleblowers. Help us move to the next level! Get involved in a critical issue for the future of democracy! Join us!

Also, please consider supporting us through a bitcoin donation: 1Pn8DSto8ey294p11swNiboRDwzwXh41cR

Creative Commons License
This work by Association Liberté-info is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License

Liberte-info.net Qui sommes-nous Nos campagnes Questions Nous aidez Contactez nous Oour publications